jueves, 8 de octubre de 2015

Huesitos de chocolate

Hola!

¿Qué tal? ¿Cómo andamos? Yo estoy adaptándome al nuevo horno, que nos hemos cambiado de casa y por tanto, de horno. La primera horneada ha sido un desastre total, me quemó una tanda de cupcakes y cuando intenté solucionarlo me quemé yo, así que lo terminé maldiciendo, pero bueno, estamos intentando hacer las paces jeje.

Es por eso, que hoy traigo una receta sin horno, por si hay alguien por ahí que tampoco tenga buena relación con su horno, (si la relación es buena hacerla igualmente), es muy fácil y el resultado sinceramente, me sorprendió. ¡Están de muerte!


¿Conocéis los huesitos? Esas chocolatinas hechas de barquillo y chocolate? Pues esta es la receta de hoy, son muy sencillos de hacer y como ya he dicho, DELICIOSOS! Venga! sacar un rato y veréis como os lo agradecen. Además, si tenéis peques en casa pueden ayudar, no hay peligro y ellos disfrutaran haciéndolo. Al final, se sentirán muy orgullosos de comerse unas chocolatinas hechas por ellos mismos.

Vamos con la receta.



INGREDIENTES


  • 20 Obleas para helado
  • Crema de cacao con avellana (de la marca que mas te guste)
  • Una tableta de chocolate con leche


PREPARACIÓN

  1. Untamos todas las obleas con la crema de cacao, yo aconsejo no poner una capa demasiado densa, ya que si no luego será mas difícil de trabajar.
  2. Apilamos las obleas, de 5 en 5 y metemos en la nevera un rato, para que la crema endurezca y podamos cortarla fácilmente. (También lo puedes meter en el congelador, para que sea mas rápido el proceso)
  3. Derretimos el chocolate en el microondas, con cuidado de que no se nos queme y en un recipiente, donde quepa el huesito
  4. Sacamos de la nevera y cortamos cada oblea, en mi caso salieron 3 huesitos por oblea.
  5. Para bañar el huesito en el chocolate hacemos lo siguiente, primero metemos la parte de abajo del huesito y con una espátula o cuchillo quitamos el exceso, dejamos sobre una rejilla para que termine de caer el exceso y que el chocolate solidifique (yo lo metí en la nevera para aligerar el proceso)
  6. Una vez esté listo el chocolate, repetimos el mismo proceso por el otro lado
  7. Dejamos enfriar y ¡listos para comer!


Como veis, no os engañaba, son sencillísimos de hacer, así que poneros manos a la obra y me contáis luego. ¡Que os aproveche!

Nos vemos en la próxima receta,

Paula.




       

    8 comentarios:

    1. ¡que sencillo! seguro que los hago!!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Me alegra que te gusten. Pruébalos! no te defraudaran!!!

        Eliminar
    2. Gracias gracias!! jejeje muas!

      ResponderEliminar
    3. Soy un poco torpe y hecho de menos las fotos de paso a paso de las recetas, por lo demás unas recetas buenísimas, gracias.

      ResponderEliminar
    4. Soy un poco torpe y hecho de menos las fotos de paso a paso de las recetas, por lo demás unas recetas buenísimas, gracias.

      ResponderEliminar
    5. Paula! El fin de semana que viene intentaré hacerlo, ya te diré que tal ha salido.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Gracias!!! Enséñame como te quedan!! un besito!

        Eliminar

    Deja tu comentario, me encantará leerte.